Blog MdlC

Buscar

Últimas Noticias

La historia del Cosmos, mi propia historia

 (Por Loren Garibi)

Para María Montessori la educación significó “una ayuda a la vida, en armonía con todas las formas de vida en el cosmos”. La historia personal de cada ser humano es única e irrepetible, con etapas reconocibles e importantes para la construcción del hombre. 

Nuestros más pequeños, al entrar a Comunidad Infantil, ya representan esta historia continua, pequeños caminantes, como aquellos ancestros nuestros que caminaban erectos buscando alrededor la armonía, en los secretos entorno.                                                                                                                       

Consciente de esta etapa, de sus necesidades y de las tendencias humanas que se despiertan en ellos para satisfacerlas, María Montessori  nos mostró cómo formarnos para guiarlos, cómo preparar para ellos un ambiente, y cómo retirar los obstáculos que se les presentan en cada nivel.                                         

Desde sus inicios pueden desarrollar una creciente independencia, una libertad que aman, aprovechan y disfrutan el mundo externo; el lenguaje que se nutre en forma muy especial y rica en Comunidad Infantil, tal como ellos requieren de los cero a los tres años; sigue el caminar del hombre, cuando construyó la palabra y logró la comunicación.                                                        

En Casa de los Niños, de los tres a los seis años, les regala el paso a la historia a través de la posibilidad de leer y escribir, y mantener los lazos que lograron nuestros antepasados con el pasado y el futuro, y con la cultura del cosmos, más allá de la narración oral, pero sin dejar de incluirla.

En el nivel de seis a nueve años todo este caminar encontrará cauces para expandirse. La historia personal va encontrando nuevas respuestas para satisfacer la pregunta básica del ser humano:  ¿Quién soy yo? 

Las respuestas que en forma viva van absorbiendo nuestros niños en Comunidad Infantil y en Casa de los Niños, se van transformando en mayor respuesta social, que primero se vive, y que después se narra, se lee y se escribe. Ya en su paso a Taller la pregunta Quién soy yo  se va convirtiendo en otras preguntas: ¿De dónde vengo? y ¿Por qué estoy aquí?                                                            

María Montessori consideraba que a partir de este nivel, de los seis a doce años, la imaginación, la capacidad de abstracción y el desarrollo moral del niño quieren tener mayor cauce, buscando respuestas a estas preguntas, en la realidad y expandiendo el círculo de mundo.

La Educación Cósmica ayuda a los estudiantes desde Comunidad Infantil, Casa de los Niños y en Taller 1 y Taller 2, a responder a la pregunta: ¿Cómo debo vivir mi vida? 

Como ser humano, como parte del grupo humano, con una tarea cósmica, como parte del universo, con un trabajo que realizar para beneficio propio y de la humanidad. La tarea de la Educación Montessori es seguir al niño en su preparación para la vida y para futuro.                                                                             

 

 

logo

 

PLANTEL ÚNICO

Dirección

Aguascalientes # 190, Col. Hipódromo

Delegación Cuauhtémoc, C.P. 06100

Teléfono

Ciudad de México

(0155) 5564 6240

(0155) 5574 6537

info@mdlc.com.mx