Blog

Otitis media aguda

En esta época de cambios bruscos y frecuentes de temperatura, de calor a frío, a lluvia y más humedad ambiental, es frecuente que algunas personas enfermen de las vías respiratorias altas y que algunos niños se contagien y desarrollen inflamación aguda de alguno de sus oídos, lo que se conoce como Otitis media aguda (OMA).

Esta enfermedad pertenece a las vías aéreas altas y pueden estar involucradas dos bacterias importantes como el Estreptococo Penumoniae (Neumococo) y el Hemophilus Influenza tipo B (HiB), éste último nada tiene que ver con el virus de la Influenza. Después del contagio en las últimas 24-48hrs. previas el niño presenta; fiebre moderada, malestar general, decaimiento, congestión nasal, falta de apetito, tos y dolor de oído. El oído es un órgano importante, pues a parte de participar en la audición, comunicación con otros, en el desarrollo del lenguaje en los primeros años, es un órgano del equilibrio lo mismo que el cerebelo y en caso de presentar dolor (recordemos que en su inervación, participan 5 nervios craneales y dos espinales), éste será intenso, de aparición brusca y generalmente está causado por una presión interna a nivel de la membrana timpánica que con su vibración es la responsable de llevar ondas sonoras a la cadena de huesecillos del oído medio y éstos a la endolinfa del oído interno para después de su conexión con el nervio auditivo llevarlo al cerebral para ser percibido, y generar la función auditiva.

El cuadro de esta enfermedad no consiste sólo en el dolor sino en la causa de éste y sus consecuencias, como sería la presencia de pus en el interior del oído, la consecuente perforación timpánica y la disminución de la agudeza auditiva que generará sordera en mayor o menor grado y mientras más pequeño sea el niño, mayores repercusiones se tendrán.

Por ello la intervención del Pediatra debe ser pronta, eficiente y adecuada en el tratamiento y vigilancia que debe incluir un estudio de la agudeza auditiva posterior al cuadro para verificar el correcto tratamiento y la eficaz intervención y que no haya secuelas en la agudeza auditiva para que a la larga no se altere la comunicación con otros ni el desarrollo del lenguaje.

No se trata de eliminar la fiebre y el dolor, nada más, sino que debe ser revisado por el médico pediatra para constar el problema que en casos graves puede complicarse con inflamación de la apófisis mastoides y puede resultar en casos de meningoencefalitis bacteriana, que sabemos en el caso de las bacterias las anotadas anteriormente son responsable del 90% de los casos de esta infección al sistema nervioso central en los niños.

Insistimos que los cuadros infecciosos de las vías respiratorias altas son muy contagiosos y en niños susceptibles constitucionalmente, sin que tenga que ver una “baja del sistema inmunológico”, es el contagio. La atención temprana, eficiente y oportuna, es la mejor acción que podemos tener hacia nuestros hijos. Mientras más pronto, mejor.

 


DR. MANUEL EDUARDO JAIME CALDERÓN
MÉDICO PEDIATRA Y MÉDICO HOMEÓPATA
(Papá de exalumnas de MdlC)
Presidente Masaryk 134-201 Col. Polanco
5203-1339 cel. 55-5403-8347
Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

 

 

logo

 

PLANTEL ÚNICO

SEDE DE CASA DE LOS NIÑOS Y TALLER

Aguascaliente 190 Col. Hipódromo

SEDE DE COMUNIDAD INFANTIL

Culiacán 30 Col. Hipódromo

Dirección

Aguascalientes # 190, Col. Hipódromo

Delegación Cuauhtémoc, C.P. 06100

Teléfono

Ciudad de México

(0155) 5564 6240

(0155) 5574 6537

info@mdlc.com.mx

comunicacion@mdlc.com.mx